Recomiendo:
0

¿Qué puede suceder después de los atentados en Francia en Siria?

Las posibles razones de los ataques y lo que puede venir

Fuentes: Rebelión

Luego de los atentados sufridos en Paris, adjudicados por el Estado Islámico, no sería errado pensar en una futura coalición por parte de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) con el fin de intervenir en Siria. Esto mismo ya sucedió en 2011 cuando las tropas occidentales desembarcaron en Libia, terminando con la vida […]

Luego de los atentados sufridos en Paris, adjudicados por el Estado Islámico, no sería errado pensar en una futura coalición por parte de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) con el fin de intervenir en Siria. Esto mismo ya sucedió en 2011 cuando las tropas occidentales desembarcaron en Libia, terminando con la vida de Muammar el Gadafi, dejando un inestabilidad política que hasta el día de hoy atraviesa al país africano.

La OTAN, liderada por los Estados Unidos, ya ha utilizado ataques de esta magnitud para excusarse ante el mundo y poder ser parte en conflictos armados. Recordemos también la intervención en Afganistán, luego del 11-S.

Por su parte, Rusia ya intercedió oficialmente en el conflicto sirio desde el 30 de Septiembre pasado, con el objetivo de apoyar el presidente Bashar al-Assad, y a la vez combatir al Estado Islámico (ISIS). Del otro lado del tablero se encuentra Estado Unidos, apoyando a los rebeldes del Ejército Sirio Libre (ESL), quienes pretenden derrocar al actual gobierno mientras combaten contra los fundamentalistas islámicos. Pero el país norteamericano no está solo, cuenta con el apoyo de Occidente, más específicamente de miembros de la OTAN, y con esto mismo hablamos de Francia también.

El presidente francés, François Hollande, calificó a las acciones terroristas del pasado viernes como «actos de guerra», dejando la puerta abierta para tener mayor protagonismo en la guerra siria.

Sólo 48 horas después de los atentados en la capital francesa, se observó una doble respuesta por parte de Occidente. Primeramente, aviones de combate franceses bombardearon objetivos del ISIS en Siria. Se atacaron campos de entrenamiento y puestos de mando, según informó el Ministerio de Defensa, cercanos a la ciudad de al-Raqqa, declarada capital del Califato Islámico. Por otro lado, desde Washington ya se envió armamento y municiones a la nueva coalición formada en territorio sirio, Coalición Árabe Siria (SAC). Esta coalición es la nueva estrategia de los Estados Unidos, implementada con más de 10 grupos de combate y que reemplaza a los entrenamientos brindados al ESL.

Pero, ¿por qué se dieron atentados en Francia? Tratemos de entender brevemente por qué se elige Francia como objetivo de ataque. Podemos pensar que se debe al apoyo que brinda hacia Estados Unidos, como así también porque es el país europeo con mayor población musulmana, entre el 6 y 8 por ciento. Este último dato nos obliga a no olvidar que se vive un gran islamofobia en el país, recordemos lo sucedido con los atentados al informativo «Charlie Hebdo». Pero nada justifica los ataques violentos, y una vez más los civiles son las víctimas de las guerras, no así quienes toman las decisiones.

Por último, entendamos la occidentalización de la información que vivimos a diario. Francia ataca a Siria, y no sólo como respuesta a lo sucedido en Paris, pero no vemos imágenes de esto. El mismo viernes hubo ataques perpetrados por el ISIS en el Líbano, pero los ojos se centraron solamente en la capital francesa, pareciera que nadie llora victimas libanesas. Deberíamos entender que la vida de un parisino es igual de importante que la de un libanés y un sirio, y que los millones de refugiados que se van de Siria y los miles que mueren, son producto de las políticas colonialistas que todavía llevan a cabo las grandes potencias como Francia, EE.UU. y Gran Bretaña. Lo sucedido en Francia el pasado viernes sacudió por completo al mundo occidental, pero la realidad es que Medio Oriente viene viviendo estas escenas hace ya cinco años con el comienzo de la primavera árabe. El Estado Islámico fue un producto más de estos levantamientos, y fue financiado por Occidente; de la misma manera que desde Washington se financió al Ejército egipcio en 2013 para que vuelva a tomar el poder luego de las primeras elecciones democráticas en la historia del país, algo similar sucedió con Sadam Husein para enfrentarlo contra Irán, y también con al-Qaeda. Occidente genera estos monstruos para utilizarlos en su propio beneficio, y luego los convierte en sus enemigos.

No hay religión ni motivos que justifiquen lo acontecido en Paris ni en Oriente Medio. Después de lo vivido en Francia, no pareciera evitarse la magnificación del conflicto en Siria, donde las tropas rusas, francesas, estadounidenses, y locales, están llevando adelante una guerra que no deja ver un fin cercano.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0