Michael Sainato

Artículos

El «ritmo excesivamente acelerado de trabajo», la vigilancia y los sistemas disciplinarios han creado un ambiente peligroso para los trabajadores del gigante del comercio electrónico

En un contexto de pandemia, los trabajadores de EEUU se han declarado en huelga y han impulsado una cifra récord de campañas en 2021 para reivindicar sus derechos

Cuando sufrir COVID-19 cuesta miles de dólares

Pese a las leyes aprobadas para cubrir la atención médica en la pandemia, los enfermos o sus familiares siguen recibiendo elevadas facturas de hospitales.

El sistema sanitario de EE.UU. mata

Millones de estadounidenses, el 25% de la población, posponen la visita al médico porque no pueden pagar el coste astronómico de la atención sanitaria. EE.UU. es el país desarrollado que más gasta en atención sanitaria, aunque en 2018 27,8 millones de estadounidenses no tuvieron ningún tipo de seguro de salud. «No puedo hacerme revisiones porque mi seguro me exige que yo pague los primeros 5.000 dólares de la factura», lamenta una paciente que ha sufrido cáncer.

– El gobierno de Trump está recortando las ayudas de los cupones de alimentos; millones de estadounidenses con pocos recursos perderán su derecho a recibirlos – Muchos estadounidenses con discapacidad o enfermos ya tienen problemas para acceder al sistema o para mantenerlos, aún con las normativas actuales – La nueva normativa excluirá a uno de […]

Tener un seguro médico privado en EE.UU. tampoco te salva de la ruina

Alrededor de 530.000 personas se declaran insolventes cada año en EE.UU. debido a deudas relacionadas con enfermedades. La deuda médica asciende a 81.000 millones de dólares y uno de cada seis estadounidenses tiene facturas hospitalarias sin pagar. «Tengo facturas sanitarias por valor de 52.000 dólares. He hecho de todo, desde tarjetas de crédito a créditos. Pago una tarjeta de crédito junto con otra sin intereses hasta que pueda pagar la siguiente», cuenta una paciente.

Estados Unidos tiene 2,3 millones de reclusos, una proporción de la población que supera sustancialmente la de cualquier otro país del mundo. La cifra de prisioneros que mueren entre rejas ha aumentado en un contexto en el que la población carcelaria se ha disparado en un 500% en los últimos 40 años. Según las últimas cifras nacionales disponibles de la Oficina de Estadísticas de Justicia, en 2014 murieron 4.980 presos en centros penitenciarios de Estados Unidos.