Ana Garralda

Artículos

El primer ministro ha prometido a los israelíes una “victoria total” frente Hamás y una ofensiva terrestre en la última ciudad del sur de Gaza, pero –según los analistas– es una maniobra de distracción de un líder obsesionado con su supervivencia política.

La elevada cifra de bajas civiles en Gaza, junto con un número creciente de noticias falsas e imágenes difundidas por el aparato de propaganda israelí, han afectado considerablemente a la credibilidad del Gobierno de Netanyahu a escala internacional