Recomiendo:
0

Oposición al TAV

Francia congela el enlace con la ‘Y’ vasca

Fuentes: Diagonal

El Gobierno de Francia decidió el 6 de junio paralizar los estudios y trabajos preparatorios para construir la nueva línea ferroviaria de alta velocidad entre Hendaia y Baiona. La decisión ha frustrado el sueño del Ejecutivo vasco de que, para antes de 2020, las capitales de la Comunidad Autónoma Vasca estuvieran a menos de cinco […]

El Gobierno de Francia decidió el 6 de junio paralizar los estudios y trabajos preparatorios para construir la nueva línea ferroviaria de alta velocidad entre Hendaia y Baiona. La decisión ha frustrado el sueño del Ejecutivo vasco de que, para antes de 2020, las capitales de la Comunidad Autónoma Vasca estuvieran a menos de cinco horas de París. El movimiento de oposición al Tren de Alta Velocidad (TAV) a ambos lados de los Pirineos se ha congratulado, aunque con cautela, por la resolución. La coordinadora AHT Gelditu! recalca que la noticia confirma que la Y vasca «no va hacia ninguna parte».

Los argumentos esgrimidos por la ministra francesa de Interior Michèle Alliot-Marie son fundamentalmente medioambientales y paisajísticos. Su apuesta pasa por mejorar el trazado actual. Iñaki Barcena, profesor de la Universidad del País Vasco y miembro de Ekologistak Martxan, una de las voces más destacadas del movimiento anti TAV, expresa en la web de la coordinadora AHT Gelditu que la decisión francesa refleja «una victoria del movimiento ecologista y popular». Según Barcena, la oposición en Iparralde es «más reducida y débil socialmente» que en la Comunidad Autónoma Vasca, pero cuenta a su favor con los mayores espacios de participación que han habilitado las instituciones galas. En 2006, relata, se organizó un proceso de consulta y en marzo de 2008 se realizaron también dos consultas coincidiendo con las elecciones municipales de Uztaritz y Mugerre.

Este profesor de la UPV alerta, sin embargo, de que este triunfo puede ser sólo temporal: «Estamos acostumbrados a ver cómo se resucitan proyectos enterrados al cabo de varios años, como es el caso de la incineradora en Gipuzkoa».

De hecho, el Gobierno aquitano, a manos del Partido Socialista, ha lamentado la decisión, la ha ligado a intereses electoralistas y al miedo a los atentados de ETA. Lejos de tomar nota del análisis de Alliot-Marie, el Gobierno de Patxi López también quita importancia a la decisión, atribuyéndola a fines electorales y señalando que la última palabra sobre alta velocidad la tiene la Comisión Europea, que considera prioritario desarrollar el corredor entre Burdeos y Bilbao. Por su parte, el PP vasco ha utilizado la noticia para arremeter contra Zapatero, responsabilizándolo por su «nefasta gestión» y su falta de coordinación con el nuevo lehendakari.

http://www.diagonalperiodico.net/spip.php?article8413
 

0