Artículos

A un mes de la votación en el primer turno de las elecciones municipales, la carrera electoral está en marcha en todo el país. Tres fuerzas políticas principales se presentan en esta disputa.

Los índices de inflación publicados recientemente por el IBGE (Instituto Brasilero de Geografía y Estadística), evidencian una realidad acumulada en los últimos meses: mientras que el índice general de precios al consumidor ha subido un 2,44% en los últimos 12 meses, los precios de los alimentos aumentaron un 11,39%. Apenas en ese año, los precios de los alimentos ya han aumentado un 6,10%.

Hay una nueva situación política en el país. El gobierno de Bolsonaro se ha fortalecido, interrumpiendo el proceso de desgaste que comenzó tras la llegada de la pandemia a Brasil a mediados de marzo. La comprensión de los factores responsables de la creciente popularidad del gobierno y la mitigación de la crisis política e institucional, en el contexto de una grave crisis sanitaria y económica, es clave para identificar las tendencias y contradicciones de la actual realidad política y social; y también para formular una política marxista adecuada a la nueva coyuntura.

Patricia Beatriz tenía 38 años y murió en Goiânia sin conocer a su hija. Tenía 34 semanas de embarazo cuando le diagnosticaron covid-19. Danilo Moura, de 41 años, era enfermero en Acre y se contagió el coronavirus trabajando en la línea del frente. Fue hospitalizado el 1 de julio y murió unos días después. El jefe Aritana Yawalapiti, líder del Alto Xingu, tenía 71 años cuando sintió un fuerte dolor en un viaje de pesca y murió dos semanas después.

La Amazonia en peligro

Brasil volvió a pasar vergüenza mundial por la política del gobierno Bolsonaro para la Amazonia. En los últimos días, la prensa nacional e internacional ha indormado sobre los múltiples escándalos relacionados con el Brasil: 1- el avance del covid-19 sobre los territorios indígenas; 2- los datos sobre el crecimiento de la deforestación de los bosques en medio de la pandemia; y 3- las denuncias y pedidos de remoción del cargo del Ministro del Ambiente, Ricardo Salles, por sus posiciones absurdamente contrarias a la protección del medio ambiente.