Isidoro Moreno

Artículos

Aunque, en algunos casos, varias semanas después de lo usual, ha comenzado el curso en las universidades andaluzas. A los problemas tradicionales que condicionan su adecuado funcionamiento (insuficiencia de presupuesto, grave precariedad de una parte muy importante del profesorado, invasión de la lógica neoliberal, etc.) se ha sumado este año el Covid-19.

Existe un generalizado consenso en que los cuatro pilares del llamado “Estado del bienestar” son la garantía de cumplimiento para todas las personas, por parte de las administraciones públicas, del derecho a la salud, del derecho a la educación, del derecho a la jubilación y del derecho al cuidado de los más dependientes (niños pequeños, ancianos, enfermos crónicos, discapacitados…)

Hace unos días, en el Congreso de los Diputados, tuvo lugar la enésima bronca política, esta vez respecto a la convalidación o no (y fue no) del Decreto-Ley del gobierno sobre la forma de utilización de los fondos que la “ley Montoro” prohibió utilizar a los ayuntamientos salvo para el pago de deudas y que […]

¿Saben los legisladores, y en primer lugar los miembros de este Gobierno, de qué están hablando cuando se refieren a pobreza extrema y a exclusión social?

Andalucía

En 1993 Manuel Chaves impulsó un acuerdo tripartito entre la Junta de Andalucía, la gran patronal andaluza y los sindicatos “mayoritarios” que habría de repetirse, cíclicamente, hasta siete veces más.

No son nada nuevo, aunque sí igualmente rechazables y aún más descaradas, acciones como las actuales convocatorias de empleo de la Junta.

Coincidiendo con el 135 aniversario del nacimiento de Blas Infante, se ha publicado uno de sus libros menos conocidos y, sin embargo, más importantes: «La Sociedad de las Naciones».

Hoy, cuando se derrumba la supuesta dicotomía entre seres humanos y naturaleza, ¿es razonable definir la tauromaquia como un bien cultural?

Tras no pocos aplazamientos, el Consejo de Ministros aprobó el 29 de mayo la puesta en marcha de un Ingreso Mínimo Vital (IMV) que tendrá un coste de 3.000 millones de euros anuales.

Como señala Klein, con la excusa del virus «se nos está vendiendo la dudosa promesa de que estas tecnologías son la única forma posible de proteger nuestras vidas».

1 2 3 9