Leopoldo Lavín Mujica

Artículos

El Gobierno de Gabriel Boric prefirió utilizar la figura de “Estado de excepción”, en versión “acotada”, para nombrar la actual militarización del Wallmapu.

Lula y el Papa Francisco ironizan sobre Zelensky y la OTAN

9 de mayo en Moscú día crítico, según la prensa de EEUU

Cuando el pensamiento crítico intenta hacer un “análisis concreto de la situación concreta” requiere de una mirada que abarque lo global. Como se sabe, a menudo, el árbol impide ver el bosque.

Una nueva Constitución debe hacerse cargo de los problemas fundamentales de la existencia humana en sociedad. El proceso de la vida humana, del nacimiento a la muerte, es un fenómeno social, es decir vivido como un caminar individual y colectivo, inmerso e intrincado en las relaciones sociales y en las instituciones como la familia u otras diseñadas para más tarde con el objetivo de vivir una vida plena. Una vivencia que debería ser agradable de acuerdo a las facultades humanas en cada etapa de la vida.

Y sacaron una declaración los autollamados “amarillos” para ejercer presión sobre los convencionales. Firman 78. Fue a medida que se aprueban las normas constitucionales y cuando la agresividad, conjuntamente con el miedo y el rechazo visceral a los cambios, se van instalando en los sectores oligárquicos, de derecha y centro-“izquierda” socialdemócrata.

Cunde el pánico entre los partidarios del statu quo ante normas aprobadas en las comisiones de la Convención Constitucional y que le serán propuestas al pleno en materias clave para que sean incluidas en la Constitución que será votada en el llamado plebiscito de salida.

Convencionales no se enreden

La Corte Suprema o las cortes superiores de justicia son vestigios de las monarquías medioevales cuando sus miembros son inamovibles o duran décadas en el ejercicio.

Más interrogantes políticas que respuestas y certezas genera el gabinete recién nominado del presidente electo Gabriel Boric.

Se notó demasiado el lado feo del comportamiento político partidista en la elección de la nueva mesa de la Convención Constitucional donde resultaron elegidos dos no partidos: María Elisa Quinteros (Movimientos Sociales Constituyentes) presidenta y Gaspar Domínguez (Independientes No Neutrales) vicepresidente.

No es porque la campaña de segunda vuelta de los candidatos presidenciales de la contienda que se dirime el 19 de diciembre próximo sea presentada como “polarizada” por medios y analistas, que a uno de los dos candidatos deba aceptársele, en nombre de la tolerancia democrática, posturas extremas con temas propios del fascismo occidental que van en contra de los ideales democráticos.

1 2 3 18