Marcel Lhermitte

Artículos

Hay una cita que se reitera cada cierto tiempo –de la que muchos se adjudican la paternidad– que sentencia que las derechas se juntan por intereses y las izquierdas se separan por las ideas.

Las últimas elecciones presidenciales francesas dejan algunas lecturas que bien vale la pena reseñar y que confirman algunas tendencias que se están viviendo en otras latitudes, entre ellas en América Latina.

Como un típico uruguayo voy a empezar este texto valiéndome del fútbol para graficar una idea. Sucedió en el partido de clasificatorias al Mundial de Catar en el que se enfrentaron Uruguay y Perú.

La asunción presidencial de Gabriel Boric como jefe de Estado chileno se constituyó en un hecho histórico para el país trasandino y la región, pero en simultáneo generó que el foco de atención del progresismo continental se posara en su figura, que empieza a visualizarlo como el futuro abanderado de la nueva izquierda en América Latina.

Cada profesión tiene su idiosincrasia y sus particularidades, que son elementos que irán construyendo su propia imagen, forjando su identidad y cincelando su reputación. Y la política no es ajena a estos hechos.

La pandemia de la Covid-19, además de haber generado mucha pobreza y desigualdad en América Latina, ha cambiado el modo de relacionarnos, ha renovado el mundo del trabajo, ha puesto en debate el rol del Estado y también reconfiguró la forma de hacer política, entre otros tantos cambios.

Toda crisis viene con una oportunidad abajo del brazo. Es más, hay quienes aseguran que el sinónimo de crisis es justamente oportunidad, pero no son iguales las oportunidades que tienen unos y otros en un mundo que cada día es más desigual e injusto.

En los últimos días comencé a valorar más positivamente los Twitter Spaces. Para quien no los conozca –como dice su nombre– son espacios en la red social del pajarito a través de los que se puede mantener conversaciones en directo. Algo así como una asamblea organizada por un internauta.

Con las polémicas elecciones que se celebraron en Nicaragua, el pasado domingo 7 se inauguró un mes de noviembre que se caracteriza por la concentración de convocatorias a las urnas en varios países de América Latina.

Para quienes han tenido la oportunidad de recorrer América Latina de sur a norte y de oeste a este se han encontrado con muchas cosas: paisajes increíbles, diversidad de climas, inseguridad ciudadana, solidaridad de quienes menos recursos económicos tienen, pobreza, marginalidad, alegrías y tristezas por doquier y una gran dosis de pérdida de ilusión que se agudiza con el tiempo.

1 2 3 6