Ariel Terrero

Artículos

El gobierno anticipa que la compraventa de divisas es un paso al que seguirán otros ajustes y medidas. Los antecedentes están en los años 90.

Cuba abre su economía a nuevas estructuras empresariales, que incluyen formas cooperativas y privadas, entre otras. ¿Cuáles extenderán mejor sus alas en esta economía?

A pesar de la pésima arrancada del turismo, el ministro de Economía insiste en las metas de crecimiento del PIB y en el proyecto de dar mayor participación a las formas privadas, incluidas las micro, pequeñas y medianas empresas (mypimes).

En momentos diferentes, el Presidente Miguel Díaz-Canel, el ministro de Economía, Alejandro Gil, y el jefe de la comisión que ha conducido la reforma del modelo económico cubano, Marino Murillo, han dicho, una y otra vez, que el ordenamiento monetario no será una varita mágica.

La pandemia amenaza el intento cubano de acelerar transformaciones profundas de la economía, pensadas en función de la diversidad de formas de propiedad sobre los medios de producción.

Muchos de los desafíos con cuño de COVID-19 les resultan comunes a todas las naciones, aunque sus políticos no se den cuenta o maltusianamente les interese un rábano la comunidad global del drama.

La reciente Resolución 73 de 2020 del Banco Central de Cuba introduce mínimos ajustes a normas en vigor desde el año pasado, mal interpretadas por muchos medios de prensa.

El gobierno implementa un riguroso plan para sobrellevar la covid-19, pero es previsible un incremento de gastos presupuestados.

1 2 3