Humberto Blanco Rosales

Artículos

Las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) en Cuba son un paso en la dirección correcta, pero no pueden verse como la solución universal para problemas estructurales y de funcionamiento de la economía.

Ventanas para emprendimientos que aumenten la capacidad empresarial con base en el aprovechamiento de fuerza laboral calificada del país.

Las entidades empresariales del Estado deben estar en el centro de las transformaciones propuestas en el proceso de actualización del modelo económico y social de Cuba.