Isaac Enríquez Pérez

Artículos

(Dia)lógicas y paralajes sobre lo público

A dos años –cumplidos el pasado primero de diciembre– de tomar posesión el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, cabe plantear un análisis sobre la ruta que adopta el lema que le dio sentido a la carrera política del tabasqueño: “Por el bien de todos, primero los pobres”. Fue este lema el que lo situó en el epicentro del escenario nacional al menos desde el año 2000 y que lo posicionó en el imaginario social de amplios estratos populares y excluidos de la sociedad mexicana vapulada por la larga noche ultra-liberal.

Tomar posición desde el exterior es un esfuerzo pueril si la comentocracia se pronuncia por un candidato o por otro. Las élites estadounidenses, cualquiera sea su signo ideológico, no tienen amistades en el mundo, sino intereses.

América Latina es la sociedad que de manera más acabada, a lo largo de su historia, simboliza la desigualdad que drena el sistema económico capitalista. Las múltiples crisis que se traslapan con la pandemia del Covid-19, profundizan esas asimetrías y postran a la región ante lo que ya se perfila como una nueva década perdida.

1 2 3 5