Oscar Rotundo

Artículos

¡Le vamos a dar un golpe a quién se nos cante, báncatela! Con esta respuesta emitida en redes sociales, el multimillonario Elon Musk se hacía cargo de su participación en el derrocamiento del presidente constitucional Evo Morales, sumándose de esta manera a la lista de autores materiales e intelectuales de la instauración de una dictadura sangrienta durante un año en Bolivia.

Antes del domingo 28 de febrero se sabía que el presidente Nayib Bukele obtendría una fuerza importante en la Asamblea Legislativa, pero el triunfo alcanzado por este, en los comicios pasados, marca un antes y un después en la política salvadoreña.

El próximo domingo 7 de marzo el Estado Plurinacional de Bolivia, volverá a realizar elecciones, en la que se elegirán Gobernadores y Alcaldes municipales entre otros cargos en todo el país.

El gobierno popular del Estado Plurinacional de Bolivia, ha llegado a 100 días de gestión, en medio de una serie eventos meteorológicos y sanitarios, que han requerido de la intervención del Estado; con una campaña electoral en desarrollo y con una operación feroz de la derecha y los multimedios de desinformación para minimizar sus logros y tratar de desestabilizar la democracia.

El Estado Plurinacional de Bolivia vuelve a ser un ejemplo para la región, su gobierno nos enseña que, con convicción política e idoneidad en la administración del Estado, se pueden dejar a tras los desastres generados por la administración de facto, que benefició a un grupo de saqueadores que impuso a sangre y fuego una política de exclusión y miseria al pueblo en tiempos de pandemia.

A medida que transcurre la campaña electoral en Perú, en medio de una pandemia devastadora de Covid-19, cobran importancia los proyectos políticos que puedan solventar las situaciones que se planteen a corto y mediano plazo, para lograr el despegue del país en lo económico y social.

En el año 2020, para estos días, parecía que el golpe de estado en Bolivia se consolidaba y que la historia volvía sin remedio a las catacumbas. El horror ganaba las calles y las instituciones veían a los buitres, construir los nidos para la rapiña y el saqueo de las arcas y los recursos obtenidos con aciertos en lo económico y en lo político durante catorce años.

Perú en resistencia (V)

Junto al ingreso en la escena política internacional del gobierno de Joe Biden, el Perú se juega electoralmente su futuro, teniendo que elegir entre dos proyectos nítidamente diferenciados; el que encarna la alianza Juntos por el Perú que lidera la dirigente política Verónika Mendoza y la derecha del establecimiento, fragmentada, no sólo por diferencias políticas, sino también, por la impresentable imagen de la mayoría de sus candidatos ligados a los históricos escándalos de corrupción que han hundido al pueblo peruano en la miseria y la desesperanza.

1 2 3