Marcelo Colussi | 

El neoliberalismo, impuesto a sangre y fuego desde la presidencia de Ronald Reagan en la década de 1980, benefició a una pequeñísima elite en detrimento de las grandes mayorías.

Marc Vandepitte | 

El 6 de enero presenciamos escenas en Washington reservadas normalmente para las repúblicas bananeras. No se trataba de un último intento para salvar la presidencia de Trump, como algunos piensan, sino del comienzo de un período violento y turbulento en la historia de los Estados Unidos. El analista político Marc Vandepitte resume los hechos y mira hacia el futuro.

La teoría del caos, aplicada a las ciencias sociales ha sido de gran utilidad a los gestores imperialistas e ideólogos prácticos de la guerra de cuarta generación, que incluye las guerras híbridas en desarrollo, para reconfigurar el nuevo orden global bajo la hegemonía y tutela del poder de los EE.UU., acto seguido a la destrucción en 1991 de la Unión Soviética.

Cornel West subrayó que esta nación es un experimento democrático dentro de un imperio construido sobre la destrucción de los pueblos indígenas, la esclavitud de africanos, los inmigrantes y la explotación de los trabajadores.

Mike Davis | 

Los sacrilegios de ayer en nuestro templo de la democracia –¡oh, pobre mancillada ciudad sobre la colina!, etc.– fue una «insurrección» tan solo en versión de humor negro.

El patético espectáculo del Capitolio deja una lección: no hay democracia inmune. Lo experimentado por los miembros del Senado en Estados Unidos ha sido una muestra breve e ilustrativa de lo provocado por esa poderosa nación en otras alrededor del mundo.

Si alguien cree que lo sucedido en el Congreso norteamericano, el pasado miércoles seis, cuando una horda de imbéciles, creyendo que la revolución blanca se había iniciado, intentaron tomarlo, es grave, se equivoca: como mucho es pintoresco.

El proceso de degeneración de la democracia americana, lo que Chalmers Johnson definió como la emergencia de la presidencia imperial y la atrofia de los poderes legislativo y judicial, es un proceso que tiene profundas raíces en el complejo militar-industrial de posguerra.

Marcos Roitman Rosenmann | 

Vaya por delante la condena. Pero de allí a lanzar loas a la democracia estadunidense es una falta de respeto. Menos aun señalar su ejemplaridad.

El Tercer Mundo en casa

La dramática situación de Los Ángeles, indica la magnitud de la crisis moral que carcome a los Estados Unidos.