Cecilia Vergara Mattei

Artículos

A escasos días de las elecciones presidenciales del domingo próximo en Chile, pareciera que lo único seguro es que el candidato izquierdista Gabriel Boric pasará a la segunda vuelta. Pero tras el último debate televisivo de los candidatos, el ultraderechista José Antonio Kast parece haber perdido terreno y aparece asediado por el oficialista Sebastián Sichel…e incluso por la democristiana Yasna Provoste.

Con una masiva manifestación en Santiago que reunió a miles de personas, Chile recordó este lunes el segundo aniversario del estallido social de 2019, en medio de la campaña para las elecciones presidenciales del 21 de noviembre y el inicio de la redacción de la nueva Constitución,

Las últimas tres encuestas de intención de voto de cara a las elecciones presidenciales que tendrán lugar en Chile el 21 de noviembre, coincidieron en que Gabriel Boric, candidato de la coalición izquierdista Apruebo Dignidad, se ubica en el primer lugar, pero lo que sorprende que en segundo se ubique el ultraderchista José Antonio Kast.

Tras un amplio e intenso debate, donde se expusieron las diversas visiones sobre el tema, la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó la idea de legislar en torno al proyecto que despenaliza el aborto consentido por la mujer dentro de las primeras catorce semanas de gestación.

Con la próxima elección presidencial en noviembre y la redacción de la nueva Carta Magna como telones de fondo, y como homenaje y memoria viva de las y los luchadores sociales asesinados, Chile conmemoró el 48 aniversario del golpe militar que puso fin al gobierno del presidente socialista Salvador Allende, que dio paso a la sangrienta dictadura de Augusto Pinochet.

Casi en su despedida, el gobierno derechista chileno de Sebastián Piñera provocó una controversia con Argentina, pretendiendo territorios argentinos ya laudados hace más de 30 años, con la doble intención de desviar la atención del pueblo chileno de la grave crisis y el descalabro derechista de cara a los comicios presidenciales y de tratar de favorecer a los candidatos derechista argentinos en la contienda interna del vecino país.

La presidenta del Senado, Yasna Provoste, de la Democracia Cristiana, sumó su candidatura por la centroderecha chilena para las elecciones presidenciales previstas para el 21 de noviembre y puede convertirse en una dura competidora, ya que es capaz de restarle votos tanto al candidato de la centroizquierda Gabriel Boric, como al de la derecha, Sebastián Sichel.

Una decena de precandidatos se han lanzado para competir en las elecciones primarias del 18 de julio, previas a las presidenciales del 21 de noviembre que enfrentarán a una alianza de izquierda y otra de derecha, donde Daniel Jadue, el abanderado del Partido Comunista, lidera la intención de voto.