Domingo Sanz

Artículos

Pienso en impunes como los togados del TC y me viene a la cabeza un Palacio, el de la Zarzuela. Quizás por eso he relacionado engendro y Reino.

Sobre el “Rey” no cabe duda a quién nos referimos, aunque su número a nivel mundial vaya disminuyendo. Pero esto es un Reino y nos gusta lo paleolítico.

Tras conflictos como el que estalló el lunes 19 entre el Tribunal Constitucional y el Senado prefiero fijarme más en las leyes que en los protagonistas, pues estos siempre arriman el ascua a su sardina.

Da un poco de “cosa” relacionar Memoria, algo que todos debemos respetar siempre, con elecciones, donde por definición cada partido se enfrenta con los otros, aunque sea pacíficamente.

El único español inviolable según la Constitución hace lo que le da la gana porque no le puede pasar nada, aunque ese mismo texto diga que todos somos iguales ante la ley en medio de la risa de millones de violables, una palabra que la RAE no incluye en su diccionario para que sigamos durmiendo despiertos, aunque la de inviolable sí, caso extraño.

Muertos reales e incorrectos por el Covid-19

Señora ministra, usted conoce perfectamente la pantalla que aparece en este texto, pues es probable que acceda personalmente a los informes sobre la evolución del Covid que su ministerio actualiza dos veces por semana.

Es imposible no calificar de asesinato colectivo la muerte de las 37 personas que intentaban entrar ilegalmente en España, tal hubiera sido su delito, saltando la valla que separa Melilla de Marruecos, país al que pertenecen los policías que han realizado los disparos criminales.

Lo de reyes moviendo a placer peones, alfiles y lo que se tercie, armados o no, para mantenerse en el trono no es una jugada del ajedrez.

Escuchado y leído en los medios de Mallorca, hacía 20 años que el Govern Balear reclamaba que los 11.000 metros cuadrados que ocupa en Palma el viejo cuartel de Son Busquets se pudieran destinar a la construcción de viviendas. Parece que, por fin, se podrán construir casi 900.

1 2 3 9