Jordi Córdoba

Artículos

La ya larga guerra entre Rusia y Ucrania es un lamentable conflicto en el que casi todo el mundo sale perdiendo, principalmente los propios ucranianos, pero también Rusia y la Unión Europea (UE) en su conjunto.

Desde el incremento de la tensión en el Este de Europa y sobre todo desde el inicio de la guerra de Ucrania, bastantes personas han recordado a Mijaíl Gorbachov, el dirigente reformista recientemente fallecido que retiró las tropas soviéticas del Este de Europa, confiando ingenuamente que aquellos países no se integrarían en la OTAN.

La equiparación entre democracia y capitalismo ha sido siempre una de las muchas trampas que los ideólogos norteamericanos del liberalismo han promovido con un considerable éxito.

Julian Assange, el activista australiano fundador de WikiLeaks, estos días se enfrenta nuevamente a un nuevo juicio en Londres sobre su posible extradición a Estados Unidos (EEUU).

La distinción entre derecha e izquierda a nivel político es una herencia de la revolución francesa, cuando los sectores republicanos más radicales, los jacobinos, estaban sentados a la izquierda del hemiciclo de la Asamblea Nacional, mientras los moderados tenían sus escaños a la derecha.

El reciente informe de Amnistía Internacional (AI) sobre la pena de muerte en el mundo durante el año 2020, un exhaustivo documento de más de 60 páginas (1) es, a pesar de significativas mejoras en algunos países, poco esperanzador.

rosa-luxemburgo-tiene-que-vivir
1 2 3 6