Jordi Córdoba

Artículos

La distinción entre derecha e izquierda a nivel político es una herencia de la revolución francesa, cuando los sectores republicanos más radicales, los jacobinos, estaban sentados a la izquierda del hemiciclo de la Asamblea Nacional, mientras los moderados tenían sus escaños a la derecha.

El reciente informe de Amnistía Internacional (AI) sobre la pena de muerte en el mundo durante el año 2020, un exhaustivo documento de más de 60 páginas (1) es, a pesar de significativas mejoras en algunos países, poco esperanzador.

rosa-luxemburgo-tiene-que-vivir

El triunfo de la revolución cubana de 1959, después de una larga guerra de guerrillas contra la dictadura de Fulgencio Batista, supuso el establecimiento de un nuevo gobierno nacionalista y de izquierdas. Una revuelta encabezada por Fidel Castro y Ernesto «Che» Guevara que, a pesar de la victoria, se vio obligada a continuar el enfrentamiento con los grupos contra-revolucionarios, apoyados por Estados Unidos, claramente derrotados en Bahía Cochinos (1961).

Aunque en este artículo nos centraremos en las revoluciones del siglo XX, no está de más hacer una breve referencia previa a la revolución francesa. Allí «el hecho esencial es que el antiguo sistema económico y social (el feudalismo) fue destruido (…) La contrarrevolución aristocrática obligó a la burguesía revolucionaria a perseguir (…) la destrucción […]

Parece claro que, hoy día, la indignación contra el sistema puede «salir disparada» en cualquier dirección. Así lo hemos visto en estos últimos años, con ejemplos diversos e incluso antagónicos como Syriza en Grecia, Salvini en Italia, el Brexit en Reino Unido, Donald Trump en Estados Unidos o Ciudadanos, Podemos y ahora mismo Vox en […]

1 2 3 5