Aldo Fabián Hernández Solís

Artículos

MORENA se planteó fundar una nueva política, hacer de la política un “noble oficio” al servicio de los demás, ese horizonte de trasformación yace cancelado. Las prácticas detestables de la política tradicional, han echado raíces en el partido y se promueven desde las más altas esferas.

Una traición está por consumarse contra la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Se pretende cancelar el turno vespertino de tres carreras en el plantel Cuautepec. Aún más doloroso es que el golpe venga de adentro, de las propias autoridades que deberían de velar por la defensa del proyecto de la UACM. En medio de una pandemia, de espaldas a la comunidad, unos cuantos irresponsables están empeñados en cancelar la oportunidad de estudio a jóvenes que están cursando en el turno vespertino actualmente y a los muchos estudiantes futuros.

Dentro de la ideología dominante actual el mito del éxito ocupa un lugar central. Es un mito ampliamente extendido que prefigura el actuar de las personas, en mayor medida que doctos tratados de economía o de filosofía. La idea del éxito, construida socialmente, llega a nuestros deseos y se mete hasta los sueños. Como triunfo ideológico la idea del éxito parece no esconder ningún secreto, parece obvia, natural y a-histórica.

Un poco de historia. En 1933 el Partido Nacional Revolucionario (PNR) se propuso la elaboración de un proyecto político y de gobierno con miras a la elección presidencial de 1934. Este importante documento conocido como el Plan Sexenal de Gobierno pasó a ser el programa del gobierno de Lázaro Cárdenas.

La crisis en MORENA parece no tener fin ni remedio. El partido que llevó a AMLO a la presidencia es hoy un lastre para la 4T. Enfrascado en conflictos internos, el partido no asume ningún papel ideológico, de movilización o de organización popular. Hoy más que nunca está muy lejos de ser “un instrumento del pueblo de México”.

El pasado 15 de julio connotados intelectuales neoliberales mexicanos presentaron un desplegado titulado: “Contra la deriva autoritaria y por la defensa de la democracia”.

Ahora que suceden en diversas latitudes derribos de estatuas como parte de movilizaciones sociales, que son también disputas por la historia, quisiera escribir sobre una muy especial.

1 2 3 10